Lunes 22 Octubre 2018

DERRIBANDO MITOS. Introducción

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Santiago Matamoros
Artículo-presentación de una serie de capítulos que intentan desmontar algunos de los Mitos que el españolismo ha introducido en la historia de Andalucía para su propia justificación como Nación y para desactivar las motivaciones andaluzas que pudieran reclamar derechos colectivos como la soberanía. La sustitución de la historia por Mitos es una de las caracteristicas del españolismo en Andalucía.
 
Últimamente parece que los viejos mitos sobre Andalucía han resucitado. Desde organizaciones como las FAES de Aznar, instituciones públicas, medios de comunicación, editoriales, Fundaciones dentro del ámbito de la Alianza de Civilizaciones, etc. están recuperando, divulgando y levantando los viejos mitos que ya habían derribado historiadores, pensadores, escritores e intelectuales andaluces y no andaluces de diversas especialidades.
 
 
Por un lado tenemos el recalcitrante y vetusto nacionalismo español que nunca ha cesado su guerra contra Al-Andalus, contra Andalucía y contra cualquier interpretación de nuestra tierra que lleve a los andaluces un mínimo de dignidad y de orgullo. “Santiago matamoros” ha vuelto a cabalgar de nuevo en forma de filósofos, escritores, locutores de radio, tertulianos de aburridos programas de TV, documentales pretendidamente históricos, columnistas de prensa, políticos y hasta curas. Sus obsesiones son las mismas que comenzaron a construir hace quinientos años: la invasión de unos feroces árabes que invadieron “España” (1) y en tres años la conquistaron, excepto un pequeño reducto del norte peninsular, donde unos patriotas españoles al mando de Don Pelayo iniciaron la Reconquista hasta expulsar la malvado moro del solar patrio y devolvieron Andalucía a España y a la fe católica.
 
Por otro lado tenemos a unos “nacionalistas españoles”, más sutiles que los anteriores y que no se reconocen como tales. Son los “progresistas españoles” o los representantes de la autodenominada “izquierda”. Bajo una máscara de multiculturalidad y de aceptación del hecho diferencial de los pueblos se esconde un intento de integrarlo todo en la Identidad Española. Con el objetivo de uniformizar culturas y pueblos, mezclan en la batidora las diferencias culturales, sociales, políticas, religiosas y étnicas de las naciones que conviven en la Península Ibérica, con el resultado final de un movimiento centrífugo que sin darnos cuenta nos lleva al mismo lugar que los “nacionalistas” del primer grupo, es de decir, a la España Una del centralismo castellano con el paripé autonómico con el que contentan a los “nacionalismos burgueses” del norte peninsular.
 
Los mitos que vamos a derribar de este segundo grupo son los relativos al “buen rollito” de la “Alianza de Civilizaciones”, a las “Tres Culturas”, al de la “superación de los nacionalismos” por ese concepto tan ñoño de la “Civilización Mundial”, de los “ciudadanos del mundo”, de la “solidaridad de los pueblos” o de la “igualdad de derechos” de todos los ciudadanos del Estado español.
 
A través de 12 entregas semanales iremos desgranando todos los mitos y clichés que han echo del andaluz un pueblo inseguro, apático, sin autoestima, sin orgullo y temeroso de tomar las riendas de su destino.
 
El futuro de Andalucía pasa por la recuperación del orgullo, y este solo se puede conseguir mediante el recuerdo y el conocimiento de nuestra historia y nuestra cultura, SIN MITOS.
Notas:
 
(1) Para el nacionalismo español España es un concepto esotérico que traspasa los conceptos del tiempo y el espacio, considerando España a todos los pueblos y civilizaciones que han ocupado la península Ibérica desde el inicio de los tiempos. Excepto los moros, claro.
 
Próximos Capítulos
 
Invasión de árabes
Reconquista
Expulsión de los moriscos
Repoblación de Andalucía con castellanos y gallegos
La Andalucía sumisa
Blas Infante
La transición
Los nacionalismos
El andalú
Epílogo
 
 
Alí Manzano