Lunes 22 Octubre 2018

Qué hacer el 2 de enero

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Granada nota festiva tolerancia respeten 1205889562 78958519 667x375

Ayer las granadinas que asistimos a manifestar nuestro desacuerdo con la celebración por parte del Ayuntamiento de la conquista de nuestra ciudad cumplimos con un deber militante y realizamos un ejercicio de coherencia necesario (en parte ingrato, pero obligado) para quienes pensamos que lo revolucionario está en mantener una correspondencia entre nuestros actos y nuestras palabras.

La pregunta “¿qué hacer el 2 de enero?” se plantea cada año. Y cada año nosotras tenemos la misma respuesta: estar presentes en la Plaza del Carmen y visibilizar la Granada que ellos quieren mantener invisible.

Esta es la única manera de confrontar políticamente, pero a su vez de manera práctica, dos modelos de Granada (y por extensión de Andalucía): el modelo de la oligarquía (de dependencia y supeditación) contra el modelo de la independencia y la autoorganización de las clases populares.
El periódico local Granada Hoy recoge en una noticia (http://www.granadahoy.com/granada/Granada-nota-festiva-tolerancia-respeten_0_1205879637.html) las declaraciones de uno de los sectores de la derecha autoritaria granadina que defiende esta celebración. Estas hablan por sí mismas: “Si no les gusta que se vayan al acto paralelo” (refiriéndose al organizado por Granada Abierta en la Fundación Euroárabe).
La burguesía granadina (Lorca diría que es la peor burguesía del mundo) tiene claro que no nos quiere en la “fiesta” que organiza “su Ayuntamiento”. Ante ellos, nuestra acción y auto-organización cada 2 de enero es un ejercicio de contrapoder popular imprescindible que cuestiona su poder instituido. La Plaza del Carmen es el talón de Aquiles del españolismo burgués y patriarcal cada 2 de enero en Granada.
Por ello quiero agradecer a todas y cada una de las compañeras que ayer estuvieron en la plaza diciendo: ¡Sí a Mariana, no a la Toma! Ellas representan el germen de otra Granada y de otra Andalucía necesarias. Y por eso la burguesía no nos quiere allí.