Viernes 22 Noviembre 2019

10 N ANDALUCIA NINGUNEADA Y OLVIDADA

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las andaluzas asistimos nuevamente al espectáculo  de unas elecciones donde se hablará de todo menos de lo que nos duele.ACEITE

250.000 ha. de buena tierra andaluza de cultivo reciben subvención de la UE para que no se cultiven. El 60 x cien de estas subvenciones van a parar a 10 familias de la oligarquía .

Cuando Rusia recuperó Crimea la UE le impuso sanciones a las que Rusia respondió dejando de importar productos de la UE. Al estado español le dejaron de comprar 1000 millones de euros en productos agrícolas, el 70 por cien de los cuales se producen en Andalucia. Las ayudas fueron de 200 mm

Donald Trump impone aranceles al aceite de oliva ,las multinacionales que imponen un precio ruinoso a nuestra riqueza nacional nos intentarán repercutir la merma y la Junta y el estado no hablan del tema.

El paro en nuestra tierra es endémico y la inversión del Estado menguante. Cada día pagamos más impuestos cuando compramos productos a empresas de fuera de nuestra tierra que no constan como pagados por las andaluzas.

El estado español y su gobierno andaluz lacayo no defienden los intereses de las andaluzas. Nos ningunean y pretenden hacernos creer que sin los subsidios de España, sin el PER, sin los subsidios de paro, sin las pensiones estaríamos mucho peor.

El PER lo financiamos las andaluzas con los impuestos que pagamos cada vez que echamos gasolina, pagamos la luz, compramos en grandes empresas del IBEX o pagamos el teléfono. Y el subsidio de paro y las pensiones nos las hemos ganado cotizando con nuestro trabajo.

No hablarán, una vez más en estas elecciones, de como industrializamos nuestra tierra y de como nos salimos de la UE porque su Política Agraria Común hunde nuestra agricultura. Harán debates en clave estatal y atacaran a Cataluña, fijo.

Va siendo hora de que asumamos que sólo desde Andalucia y por y para las andaluzas podemos tener un futuro digno.

Sólo si el pueblo trabajador andaluz recupera su soberanía, independizandonos de España y de la UE podremos desarrollar nuestra agricultura, cultivar todas nuestras tierras, crear una industria propia sostenible y con todo ello dar pleno empleo y condiciones de trabajo digno.

Por eso el día 10 de noviembre las andaluzas no debemos de votar porque ningún partido estatal defiende nuestros intereses y porque el Parlamento español es una farsa al servicio del IBEX 35 y de las multinacionales y contra los intereses de los pueblos trabajadores.

Impugnemos este estado fascista y abstengamonos.

Dediquemos nuestro esfuerzo a construir un poder popular que destituya el estado español y su régimen del 78 para construir la República Andaluza de las Trabajadoras.

joan Batlle