Sábado 18 Agosto 2018

¿Gobernar Andalucía o liberar Andalucía?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Decía Marx en una de sus conocidas “Tesis sobre Feuerbach” que “es en la práctica donde el hombre debe demostrar la verdad”. 

15853 105942252753460 100000130573250 164142 2319026 n

Traduciéndolo a lenguaje evangélico, dado que hay tanto izquierdista andaluz que se reivindica como cristiano, o al menos como influenciado por su filosofía o su figura, lo que Marx afirma podría ser hasta cierto punto equiparable a aquella supuesta afirmación atribuida a Jesús, transcrita en el Evangelio de Mateo, de “por sus frutos (por sus hechos, sus obras) los conoceréis”. Pero Marx va mucho más allá de lo personal, accidental, temporal o moral, añadiendo más adelante que también “la vida social es, en esencia, práctica”.

Es por tanto en la praxis, en la realidad material y la cotidianidad actuante; en lo que se hace, en el ejercicio del día a día, en las estrategias, acciones y actividades propuestas, en desarrollo o realizadas; y no en lo que se dice, en las ideas que se manifiesta defender, en los principios que se afirma mantener, en la ética que se adjudique, o en las declaraciones realizadas en escritos, alocuciones, etc., en donde podemos hallar la medida real para determinar tanto en torno a la “verdad” personal, la “del hombre” individualmente considerado, como sobre la “esencia” de la “vida social”, la “verdad” de las sociedades y agrupaciones humanas. Las características que ciertamente los describen, conforman y encuadran. Lo que son, hacia donde se dirigen y hacia donde nos conducen. Es la praxis la que construye y determina presentes y futuros, no las autoadscripciones, las palabras o las intencionalidades.

Leer más...

Orígenes históricos y porqués sociopolíticos del españolismo en Andalucía

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

1930Si alguien sostiene la existencia de un país andaluz o de una nación andaluza, inmediatamente será calificado como andalucista, como un nacionalista andaluz. Si además propugna la conformación de un Estado Andaluz soberano será ipso facto catalogado de “nacionalista radical”. Esas mismas etiquetas serán colocadas a cualquiera que  defienda idénticas consideraciones con respecto a cualquier país peninsular. Y tendrán razón. Es un nacionalista todo aquel que defiende la existencia de una nación, sea cual sea el país de referencia. Y todo aquel que abogue por su conformación o permanencia como Estado soberano, sean cuales sean sus características o forma de Estado, es un “nacionalista radical”, aunque su “radicalidad” en realidad es mera coherencia nacionalista con respecto a su país. Pero aquellos que adjudican estas adjetivaciones dentro de la progresía del régimen, de su izquierda domesticada y colaboracionista, aun refiriéndose a España como su nación o su país, incluso calificándose ellos mismos como “patriotas” españoles, o defendiendo la existencia y permanencia de estados españoles soberanos, no se reconocen como lo que son, nacionalistas españoles, menos aún como nacionalistas radicales, hasta se ofenden si les señalan como españolistas. ¿Qué causa esta negación de la obviedad? ¿Por qué ésta práctica de españolismo encubierto o vergonzante?

Leer más...

4 de Diciembre, una fecha para la lucha

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Nota: Artículo publicado originalmente en la web www.erllano.org en diciembre de 2009.

4d 2013

Como evidencia el título, este breve texto es una respuesta al realizado por Santiago Casal y publicado por “er llano”, bajo el título de: “4 de Diciembre del 2009, una fecha para unir y sumar”. Es muy complicado responder desde las limitaciones de un mero comentario anexo a su artículo, por eso he optado por hacer otro, conciso como el precedente. Y lo hago desde el respeto crítico, sin más ánimo u otra intencionalidad que el debate con pretensiones exclusivamente clarificadoras, entre andalucistas.

Comienza el Sr. Casal, afirmando que: “unir y sumar. Ése debe ser el reto de quienes verdaderamente amamos Andalucía por encima de todo”. Sin entrar a fondo en lo de “amar Andalucía por encima de todo”, pues me obligaría a extenderme más allá de mi propósito, quisiera indicarle que la acción política no puede sustentarse sobre sentimientos sino sobre hechos. La unidad y la suma, por tanto, no puede ser subjetiva o incondicional, sino sustentarse sobre la coincidencia en visiones y alternativas.

Leer más...

La estrategia españolista del “poli malo-poli bueno” con el pueblo catalán

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

poli bueno poli maloUn fantasma recorre la España una, grande y libre, el fantasma de la lucha de los pueblos bajo su dominio por su liberación, hoy encabezada por el catalán. Todas las formas de españolismo, las declaradas y las encubiertas;  el españolismo “nacional”, “federal”, “plurinacional”, “obrerista” o “internacionalista”, se han unido en una Santa Alianza para acorralar y vencer a ese fantasma: las de derechas y las de “izquierda”, las centralistas y las descentralizadoras, las monárquicas y las republicanas, las fascistas y las “socialistas”.

Leer más...

La hipocresía memorialista y antirracista de la izquierda del régimen en Andalucía

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
Feria si toma noA raíz del atentado tafkirí de Barcelona, como cada vez que acontece un acto terrorista atribuido a los “yihadistas”, a los más cavernícolas de la derecha en nuestra tierra les ha faltado tiempo para utilizarlo en un intento de atraerse a sus tesis racistas y supremacistas a los sectores populares más vulnerables por su grado de alienación y desclasamiento. Unos sectores populares ya de por sí predispuestos a las mismas gracias a las campañas islamófobas, más o menos camufladas entre supuestas intencionalidades modernizadoras o democratizadoras, emprendidas desde hace años por los medios de descomunicación de masas para crear un clima ideológico y psicológico social favorable al intervencionismo imperialista occidental en los distintos países árabes o de mayoría musulmana.

Leer más...