Viernes 14 Diciembre 2018

EN LINARES SE EQUIVOCARON DE BANDERA...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hace pocos días en Linares una manifestación de entre 30 y 40.000 personas Linares Protesta(bastante más de la mitad de su población) recorrió sus calles en protesta por la angustiosa situación de paro y miseria que arrastra la ciudad y su comarca. Exigían al Gobierno español de Rajoy y a la Junta de Susana el cumplimiento de una batería de medidas y la ejecución de las promesas incumplidas en cuanto a inversiones e iniciativas que palien el escenario destrozado de una comarca desindustrializada y empobrecida. La masiva protesta se realizó enarbolando sólo la bandera del municipio, tal y como se reclamaba en la convocatoria de la plataforma ciudadana impulsora de la acción.

Aquel día, la desesperación y la falta de expectativas se hizo carne y un grito de angustia se elevó al aire desde Linares.

Pero al poco, variados linarenses comenzaron a preguntarse en las redes sociales-entre intrigados, dolidos e indignados- porqué tamaña demostración había dado lugar a tan escasas reacciones; porqué tanta desproporción entre el hecho y su impacto y consecuencias políticas, sociales y mediáticas.

Puede que la explicación de esta paradoja este en la misma naturaleza de su convocatoria y en la simbología consecuente adoptada.

En Linares escogieron el "¡Todos a una!" (sin distinguir y por tanto señalar) y centrar exclusivamente la mirada en algunas de las consecuencias de su situación y en la exigencia de paliativos inmediatos. Quisieron destacar su situación particular, sin situarla ni explicarla por la de Andalucía.

Y es lógico que planteada la situación así, la consecuencia se quedara en mera simpatía. 

En Linares destacan sus abultadisimas cifras de paro pero ¿son estas cualitativamente distintas de las de Sanlúcar de Barrameda, La Linea, Nerva, El Rubio, Baza... y tantos y tantos otros pueblos andaluces?. ¿Acaso su situación no es también desesperada, por mucho que su carácter crónico la haya convertido en algo que por habitual ni siquiera llama la atención ni motiva la protesta?

Si en lugar de excluir a la bandera verde y blanca, la hubieran integrado y destacado en su accionar, su caso es muy posible que no se hubiera podido ver como una reclamación voluntariamente aislada sino como el espolón de proa de una protesta nacional y su relato seguramente hubiera despertado una identificación en toda Andalucía mucho más activa y pasional; condición necesaria para triunfar incluso en lo más específico que toca a Linares.

Salir del campanario localista y .

Y sumar banderas...

JAVIER PULIDO, Andalucía, 26 de Septiembre de 2017