Domingo 20 Mayo 2018

El cliché que no cesa

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Rafita

 Si un un ser extraterrestre llegado de un lejano planeta aterrizara por primera vez en algún punto del reino de España situado fuera del territorio andaluz y tratara de hacerse una idea de cómo es la población andaluza a través de la televisión, se formaría de modo rápido y automático la idea de que se compone de personas maleducadas, tramposas, holgazanas, caraduras, superficiales, ignorantes, que hablan mal porque tienen dificultades para el lenguaje, que se dedican en su mayoría al trabajo sexual y/o doméstico si son mujeres, así como que en todo caso probablemente son toxicómanas y/o provenientes de entornos marginales y socialmente deprimidos. De estas características subsumidas al cliché de lo andaluz a través del humor audiovisual nos hemos ocupado analizando diversas muestras en otro texto (Rodríguez Illana, 2017), pero consideramos oportuno comentar aquí otro reciente ejemplo que, por desgracia, evidencia que tales manifestaciones no constituyen una moda pasajera sino, muy al contrario, un hecho estructural y permanente que refleja en el plano simbólico la subordinación colonial de nuestro país dentro del Estado. Añadiremos, pues, a nuestra lista una nueva constatación de este rol estigmatizante. Se trata de la serie Cuerpo de élite, de la productora Atresmedia, emitida por primera vez en febrero de 2018. Dejemos que sea el periodista Rafael M. Martos quien nos proporcione de forma exhaustiva los detalles de esta enésima estereotipación (Martos, 2018):

Leer más...

El nuevo/viejo relato unionista en el periodismo y la publicidad (III)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

 Esquizofrenia banderilCerramos con el presente texto la tríada de artículos que iniciábamos hace algunos días en torno a las actitudes, retratos y narraciones que el nacionalismo de Estado viene difundiendo a través de los mass media, tanto en su vertiente periodística como en la de los anuncios comerciales, adaptando su discurso ancestral a las nuevas coyunturas suscitadas, sobre todo, por la emergencia del movimiento constituyente en Cataluña.

Leer más...

El nuevo/viejo relato unionista en el periodismo y la publicidad (II)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Sererat y MauraEn otro lugar[1] dábamos inicio a una serie de análisis sobre el discurso nacionalista de Estado que, reactivado al calor del desafío catalán al régimen surgido de la Constitución de 1987, conserva sus ejes históricos esenciales aunque actualizado de acuerdo con la coyuntura en desarrollo. Continuamos examinando su reflejo en el campo informativo y comercial, entre cuyas manifestaciones encontrábamos el último anuncio televisivo navideño de la empresa cárnica Campofrío, titulado Amodio[2], cuyo tema central era la volubilidad y cambios afectivos constantes y repentinos (idea simbolizada por las vueltas de la veleta con cuyo plano comienza el spot); rasgo que, teóricamente, caracteriza a “los españoles”, colectivo entendido como unidad (es decir, un solo pueblo).

Leer más...

El nuevo/viejo relato unionista en el periodismo y la publicidad (I)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Tourist Go Home

Uno de los efectos más patentes del proceso soberanista en Cataluña ha sido la agudización simbólica, institucional y mediática del nacionalismo español en diversos sectores sociales, a través de variadas manifestaciones, “que, ante las ansias libertadoras del pueblo catalán, gritan con inconsciencia imbécil «¡La unidad de la patria!»”, como analizara hace un siglo el Centro Andaluz de Sevilla en un editorial muy probablemente obra de Blas Infante y que apareció en la portada del número 63 del semanario El Regionalista. Defensor de los intereses autonómicos de Andalucía1 (aunque parezca escrito hoy día).

Leer más...

Susanismo mediático

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

 Susanismo mediatico.

A los dos años y medio desde que se convirtiera en presidenta de la Junta de Andalucía, y ocho meses y medio después de su reinvestidura tras haber concurrido a unas elecciones autonómicas, la posición de Susana Díaz en el PSOE a finales de febrero de 2016 se había traducido en la articulación de un mensaje al servicio de sus aspiraciones políticas a nivel estatal y cuyos vectores discursivos han sido difundidos con profusión a través de los resortes mediáticos e institucionales de la Administración andaluza como estrategia de comunicación a la hora de diferenciar su discurso frente a su rival en la guerra interna por el control del PSOE, el Pedro Sánchez, hoy de nuevo secretario general del partido pero que llegó a dimitir tras perder la votación de su Comité Federal (Lavanguardia.com, 5/X/2016)[1].

Leer más...

Doble moral

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Doble moralEn ocasiones les profesionales y asociaciones del mundo de la farándula se valen de su fama y posición como foco de atención mediática para apoyar causas sociales que entienden justas. Son acciones perfectamente legítimas y a menudo loables, pero que pueden incurrir también en llamativas contradicciones si las confrontamos con los valores que contribuyen a perpetuar a través de los roles que representan en los guiones de ficción que les hacen tan populares. Por ejemplo, la actriz estadounidense Mayim Bialik grabó en abril de 2017 un vídeo contra la experimentación animal, por considerarla innecesaria[1] (desgraciadamente, la población palestina no le inspira la misma empatía, aunque esa sería otra cuestión ajena al tema de este artículo[2]), pero ello no le ha impedido encarnar en la comedia televisiva The Big Bang Theory al personaje de una neurobióloga cuyos gags se basan con frecuencia, justamente, en trivializar el sufrimiento de animales no humanos por medio del relato o la alusión a todo tipo de pruebas de lo más anodino, cruel y/o fútil con los monos que utiliza como sujetos experimentales[3].

Leer más...