Jueves 26 Abril 2018

Prostitutas, monologuistas y académicos: pinceladas mediáticas en torno al ideario RAE

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
monologuista y academicoLa expresión insultante hijo/a de puta, recogida en el Diccionario de la Real Academia Española (en adelante, DRAE) como “Mala persona”(1), revela una estigmatización hacia las prostitutas producto de la ideología social en la que el varón, en tanto colectivo, desprecia una actividad de la que al tiempo es consumidor, al tiempo que la asocia a todo tipo de componentes negativos. En una apocalíptica columna de Agapito Maestre de Libertad Digital (29/IV/2010) titulada, precisamente, “Proxenetas y alcahuetas en el Senado”(2), se alude al tema, en este caso, para proyectar algunos de los leitmotiven del nacionalismo lingüístico español, como que el castellano es una lengua más importante, útil y entendible que las demás (Moreno Cabrera, 2010: 17-18). Dice así la columna de Maestre:
 
Esas lenguas [...] han sido prostituidas por los políticos para conseguir unos pocos votos. Esas otras lenguas de España, sí, son lenguas secundarias comparadas con la lengua española por antonomasia, como nos ha enseñado Gregorio Salvador [...]. porque estoy en contra de que conviertan las "otras lenguas de España", el catalán, el gallego, el euskara y el valenciano, en instrumentos del separatismo, mantengo que la aprobación de ese reglamento impositivo del Senado es una cosa de chulos, proxenetas y alcahuetas. La imposición de esas lenguas es una forma de prostituirlas. 

Leer más...

“¡Niño, habla bien!”: Reflexiones sobre la colonización lingüística en el sistema educativo andaluz

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
Habla bienQue un colectivo humano en situación de opresión o inferioridad social  experimente un sentimiento de auto-odio o desprecio por lo que le hace distintivo, no es, por desgracia, algo singular, aunque de entrada parezca ir contra lo que nos haga intuir el sentido común. Igual que, por ejemplo, existen homosexuales contra el matrimonio igualitario o hubo personas de raza negra que defendían la existencia de la esclavitud, existe la endo-andalofobia, triste y ampliamente extendida entre la población andaluza y que podríamos definir como el rechazo de ella hacia sus propias formas culturales, como consecuencia del proceso de colonización psicológica sufrido desde la conquista de su territorio por los reinos del Norte peninsular1. Quizá sea el componente más paradigmático de este fenómeno la endoandalofobia lingüística o vergüenza, complejo y ocultamiento en relación con nuestra lengua natural. Entiéndase “lengua natural” como la utilizada oralmente por una comunidad de hablantes, en oposición a las lenguas estandarizadas y escritas, formadas a partir de las primeras (la mayor parte de las lenguas del mundo, como le sucede al andaluz, son lenguas naturales aunque no estén estandarizadas, ni mucho menos escritas, como sí es el caso del castellano)2. 

Leer más...

La narrativa mediática del PSOE-A en torno a la historia y la lengua: el caso de Rodríguez Almodóvar (II)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
Rodriguez AlmodovarIIEn nuestro anterior artículo sobre la reescritura histórica de nuestro pasado tuvimos oportunidad de analizar una columna periodística del intelectual orgánico del régimen andaluz Antonio Rodríguez Almodóvar, habitual de las variadas ramificaciones institucionales y mediáticas del PSOE, en la que anatemizaba la condición nacional de Andalucía. Ahora es el momento de examinar brevemente otro reciente texto suyo en el que vuelca sus concepciones sobre la lengua de Andalucía cuando sale en defensa de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el contexto de la guerra interna de dicho partido a nivel estatal, después de que se filtrara a los medios, para perjudicar a la facción de Pedro Sánchez (su competidor) una frase pronunciada en el Comité del PSOE madrileño por uno de los seguidores de este, en la que el autor del enunciado, Ramón Silva, parodiaba el andaluz de Díaz: “Queremos un PZOE ganadó” (Lavanguardia.com, 5/III/2017(1)). 

Leer más...

La narrativa mediática del PSOE-A en torno a la historia y la lengua: el caso de Rodríguez Almodóvar (I)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
Rodriguez AlmodovarLos mitos de la reconquista y la repoblación son uno de los principales recursos con que cuenta el nacionalcapitalismo españolista para inducir el extrañamiento de la población andaluza respecto a su propia historia. Para ilustrar su presencia en el mensaje mediático tomaremos el texto del artículo que el escritor Antonio Rodríguez Almodóvar redactó para la edición para Andalucía del diario liberal El País, bajo el título ¿Nación Andaluza?, correspondiente al 29 de junio de 2005.(1) Comienza con estas palabras de desazón ante el ascenso de una ideología política con la que no simpatiza demasiado:

Leer más...

El españolismo sonriente: humoristas al servicio de la colonización (II)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
Dani Rovira-noviaSi en el artículo anterior examinábamos una muestra de la asociación de lo andaluz con la marginalidad social (los personajes de la Chusa y Fermín en La que se avecina, interpretado el primero por Paz Padilla), pasaremos a analizar las últimas actualizaciones de la clásica vinculación, por parte del españolismo, de nuestro país con atributos como la ignorancia y el hablar mal. Para ello acudiremos a la dilogía cinematográfica compuesta por los taquilleros títulos Ocho apellidos vascos (OAV; 2014, Lazonafilms / Kowalski Films / Telecinco Cinema) y Ocho apellidos catalanes (OAC; 2015, Telecinco Cinema / Lazona Films / Weather Films), protagonizados ambos por otro humorista andaluz, el malagueño Dani Rovira. Veamos la primera de estas producciones. 

Leer más...

El españolismo sonriente: humoristas al servicio de la colonización (I)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
Españolismo sonriente1Que Andalucía es la que sigue divirtiendo (por parafrasear la letra y título de la famosa canción de Pepe Suero(1)) al resto del Estado es una triste realidad en los medios: las ridiculizaciones del tándem Sardá/Cárdenas a discapacitados psíquicos, los invitados andaloparlantes de Jesús Quintero, los personajes andaluces seleccionados por Santiago Segura en Torrente 5, el reforzamiento de los estereotipos en torno a la vagancia y el jolgorio de El Gran Wyoming con su “ETA-Estamos Tan Agustito”(2)... La lista continúa siendo desgraciadamente interminable. Todos estos mensajes no hacen sino contribuir a nuestra colonización psicológica(3) apuntalando en nuestra estructura psíquica, esta vez de un modo amable y humorístico, eso sí, el sentimiento de dependencia e inferioridad que se nos inculca en Andalucía desde instancias del aparato ideológico del Estado como las universidades, la escuela o la propia televisión (últimamente, a través de una nueva hornada de historia-ficción neoespañolista como Isabel, Carlos, rey emperador o El Ministerio del Tiempo).  

Leer más...