Viernes 19 Julio 2019

EL TAURINO NO SUFRE

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

TAURINO NO SUFRELas corridas de toros y la imagen del torero han sido históricamente elementos simbólicos aglutinantes del españolismo, incluidas, e incluso de forma significada, sus formas más extremas o agresivas. El 16 de septiembre de 2017 Juan José Padilla, dedicado a esa actividad, se enfundaba una bandera franquista en una corrida que tuvo lugar en Villacarrillo, provincia de Jaén (Publico.es, 16/IX/2017[[1]]). Más recientemente, el pasado 10 de diciembre otro de sus colegas, Fran Rivera, aparecía en las redes sociales en un vídeo y “posando en actitud festiva ante un mural con una bandera de la España franquista y el símbolo de Falange” en un bar abulense de temática fascista; Rivera Ordóñez de hecho había fichado oficialmente por Vox en mayo de 2015 en unas jornadas organizadas por la formación de ultraderecha en Sevilla (Lavanguardia.com, 12/X/2018[[2]]). No sorprende que este torero apoyara a un partido cuyo punto 67 de su programa electoral a nivel estatal aboga por “Impulsar una ley de protección de la tauromaquia, como parte del patrimonio cultural español”[[3]], aunque lo que sí resulta irónico es que ese mismo partido también exigiera en las recientes elecciones autonómicas andaluzas el cierre de Canal Sur (Elconfidencial.com, 4/XII/2018[[4]]), una televisión que emitió precisamente un Especial Navideño con Fran Rivera del programa Menuda Noche el 22/XII/2017: “Descubriremos a un Fran Rivera cercano y divertido, que entrará al trapo y responderá a todas las preguntas de nuestros niños entrevistadores sin dar rodeos ni capotazos. Juan y Medio y los niños de escaleras podrán a prueba a nuestro invitado con situaciones y juegos muy divertidos que nos harán reír y nos mostrarán a un Fran Rivera hasta ahora desconocido para el público”, reza la sinopsis del vídeo colgado por el propio ente autonómico en su canal de YouTube[[5]].

Y es que la cadena autonómica en tanto vehículo de lavado de cerebro masivo en clave españolista es uno de los baluartes mediáticos del fomento y sostenimiento de la tortura y muerte ritualizada de toros, hasta tal punto que llegó a usar a niños para participar en realities de precoces aspirantes a toreros. En 2014, más de 50.000 personas pidieron la retirada del espacio La suerte está echada por hacer espectáculo del maltrato animal; se trataba de un programa estrenado a finales de mayo de ese año con la circunstancia agravante de que durante su horario de emisión, las 22 horas, muchas/os menores permanecen despiertas/os[[6]].

La promoción decidida de las corridas de toros de la que hace gala manifiesta y militante Canal Sur ha tenido otro de sus hitos en Toreros, historia y arte, a saber, “Serie documental que recupera la vida y obra de toreros que han marcado una época y llegaron a convertirse en figuras de la tauromaquia”; el sábado 29 de abril de 2017, por ejemplo, la cadena autonómica proyectó un capítulo de esta serie dedicado al torero Palomo Linares[[7]]. La retransmisión de corridas es una constante de su programación, e incluso existe un espacio llamado Toros para todos, que “intenta mostrar el lado más humano de las figuras del toreo, con su particular cuestionario, y no perder detalle con las crónicas de los festejos más atractivos y la actualidad que depara la temporada. La pasada temporada [sic] "Toros para Todos" reforzó su intención de mostrar una imagen alternativa y diferente del mundo del toro. Un concepto atractivo y moderno acorde con el lenguaje audiovisual que impera en la actualidad”[[8]]. Uno de los protagonistas de ese programa fue en una ocasión el arriba citado Juan José Padilla, entrevistado en su propia casa en tono desenfadado por su presentador, Enrique Romero. El propio Padilla, por su parte, sería, fuera de dicho programa, otro de los agraciados con las atenciones de la televisión autonómica, la cual el 20 de julio de 2018 incluyó una conexión en directo con su domicilio, dentro del informativo Noticias Mediodía, para que el conocido periodista de la casa Carlos María Ruiz le hiciera una entrevista[[9]].

La correlación usual entre nacionalismo español y toreo es subrayada por Gilpérez Fraile (1991: 17, 18, 24-25, 42):

<< […] las fuerzas vivas [...] –o, al menos, sectores interesados de ellas– han invertido tiempo, esfuerzo y grandes sumas de dinero para intentar hacernos creer, y hacer creer al mundo exterior, que la Vergüenza Nacional es la Fiesta Nacional de los españoles. […]

«En Venezuela llaman 'síndrome español' al placer que ciertos individuos encuentran martirizando animales o contemplando la diversión que provocan esas torturas» [tomado del artículo “Síndrome español”, de Jesús Torbado, El Mundo, 13/V/1990]. […]

«En Oviedo, por ejemplo, después de diez años sin que se celebrasen corridas, porque los últimos intentos de organizarlas fueron un fracaso, a los del Negocio se les ocurrió la idea de celebrar un Congreso Taurino, por eso de ver si creaban afición. En el congreso lograron reunir a toda una multitud –veinte asistentes, conferenciantes incluidos–. […] Ahora que en Asturias se está produciendo un ilusionante rebrote vitalista que busca con afán las raíces más esenciales de nuestra tierra, precisamente ahora, nos llega ese lúgubre cortejo [...]. Ciertamente ninguna soflama nacionalista ni ningún sofisma cultural podrán enmascarar lo que en realidad hay detrás de tanta tramoya […]. El asombro llega a la perplejidad si nos fijamos en una de las ponencias a debatir en el pomposo congreso: La manifestación del orgullo nacional a través de las corridas de toros» [artículo de Froilán Neira, “Matarifes en Oviedo”, La Nueva España, 10/IX/1989].

[…] durante la II República, los políticos, medios de comunicación y ciudadanos progresistas mostraban un evidente desprecio hacia la Vergüenza Nacional. Pero con la llegada de la Dictadura y la notoria afición del dictador a esos espectáculos, […] en esa época pocos se atrevían a manifestarse antitaurinos, pues ello era tomado como sinónimo de antiespañolismo. >>

De hecho, hasta no hace muchos años, la sección dedicada a ese tipo de prácticas en ABC se agrupaba, literalmente, bajo el cintillo “La Fiesta Nacional” (española, se entiende). Adjuntemos algunos ejemplos de tal denominación de las corridas: “Acto en defensa de la Fiesta Nacional, en la Plaza de Toros de Valladolid”, pie de foto (ABC-Castilla y León, 8/VI/2016)[[10]]; “La puntilla de los radicales a la Fiesta Nacional. Palma de Mallorca ha sido el último ayuntamiento en sumarse a la cruzada antitaurina”, titular y subtitular (La Razón, 2/VIII/2015)[[11]]; “«El amor a los toros [se refiere a las corridas] me lo transmitieron después del cristianismo y del amor a la Patria», ha asegurado la presidenta del PP madrileño. […] La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha criticado hoy en Sevilla que algunos movimientos que rechazan la fiesta de los toros lo hacen «por ser antiespañoles, que lo son porque saben muy bien que los toros simbolizan mejor que nada la esencia misma de nuestro ser español». […] «Sí, es verdad. Me gustan los Toros, así con mayúscula, como hay que escribirlo cuando se trata de definir la Fiesta Nacional de España por antonomasia», fue la primera declaración de intenciones de Aguirre”, subtitular y cuerpo de texto (La Gaceta, 20/IV/2014)[[12]]; “LA GACETA invita a sus lectores a defender la Fiesta Nacional […] firmando por el regreso de las corridas de toros a Cataluña y por la declaración de la Tauromaquia como Bien de Interés Cultural”, titular (La Gaceta, 14/X/2011)[[13]]; “LOS TOROS: LA MAGIA DE LA "FIESTA NACIONAL" DE ESPAÑA. […] Descubrir España es descubrir "la cultura del toro", pues casi todas sus ciudades poseen una plaza de toros”, titular y cuerpo de texto del portal oficial de Turismo de España spain.info, adscrito al Ministerio de Industria, Energía y Turismo[[14]]. La citada Esperanza Aguirre, por cierto, fichó durante su etapa como presidenta de la Comunidad de Madrid a otro furibundo nacionalista español (cofundador del partido Ciutadans/Ciudadanos) y defensor de las corridas, el dramaturgo Albert Boadella, para que se hiciera “cargo de la dirección del teatro Canal de Isabel II, nueva sede de las artes escénicas de la capital” (Elmundo.es, 15/IX/2008[[15]]).

Es en virtud de estas claves ideológicas cómo Canal Sur dedica a “El toreo” otro de los capítulos del ya citado documental de la serie de 2008 Andalucía: mitos y tópicos, reemitido, por ejemplo, el 19 de agosto de 2016[[16]]. Naturalmente, el programa solo elige, a la hora de tratar el tema, a los defensores de tales prácticas. El episodio de Canal Sur comienza con una breve introducción en la que se reproducen citas a favor de las corridas del conspicuo filósofo madrileño Ortega y Gasset, famoso por sus opiniones de corte racista sobre Andalucía (compendiadas y debidamente analizadas en Rodríguez-Iglesias, 2016). Se podría siquiera haber mencionado que personalidades ilustres del andalucismo histórico, como Antonio Ariza, Pedro Vallina, Eugenio Noel o Blas Infante llevaron a cabo sonoras campañas contra las corridas de toros (Vergara Varela, 2010)[[17]]. Ni mucho menos se citaron en el programa de Canal Sur palabras como las pronunciadas por el último de ellos (recogidas por Gilpérez Fraile, op. cit.: 66-67): “«No los atormentes porque sufren. A fuerza de energía de amor se amansan... Antes de matar o martirizar un animal mírale fijamente hacia el fondo de sus ojos... El hombre cruel con los animales lo será también con los mismos hombres; la crueldad es siempre una cosa misma, aun cuando cambie su objeto»”.

Como era de esperar, las personas entrevistadas en el desarrollo del documental son todas pro-corridas. Entre ellas se encuentra el profesor de Literatura de la Universidad de Sevilla Jacobo Cortines. En un momento de la entrevista, este se lamenta de que detrás de los movimientos por la abolición de las corridas en Cataluña estén los “nacionalismos” de corte “poco sano”; ya sabemos que una de las constantes del nacionalismo español es reservar la etiqueta de “nacionalismo” exclusivamente a los demás nacionalismos (negando que él mismo lo sea), y que otra de ellas es afirmar el carácter 'patológico' de esos otros nacionalismos no españoles (Taibo, 2014; respectivamente, 86-97 y 17-19).

También proyecta el entrevistado la idea de que el abolicionismo está presuntamente apoyado por el estamento político, frente a la supuesta afición por “la fiesta” de “el pueblo”, principal víctima de esos manejos “del poder” prohibicionista. Acudamos a algunos datos en relación con uno y otro supuesto. En junio de 2015, “El Rey Felipe VI y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz”, participaron en “la entrega de los premios universitarios de fin de carrera y de los trofeos taurinos de la Feria de Abril 2014, que organiza la Real Maestranza de Caballería de Sevilla”. El jefe del Estado “se refirió a los toreros premiados como «exponentes de la excelencia en el arte de la tauromaquia, que sigue inspirando nuevas creaciones artísticas»”, en tanto que la entonces nueva presidenta de la Junta quiso “felicitar a los toreros y señaló que «los toros son percibidos por una parte significativa de la sociedad como seña cultural»”, en un discurso que incluyó “un decidido apoyo a la labor cultural que lleva a cabo la Real Maestranza” . En el acto “también hizo uso de la palabra el rector de la universidad hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, quien se refirió al «patriotismo constructivo de los mejores», y destacó ampliamente la aportación cultural de la fiesta de los toros y los toreros” (Elpais.com, 12/VI/2015)[[18]]. No en vano, el Ejecutivo presidido por Díaz ha proclamado estar “apostando de forma decidida por la tauromaquia, porque se trata de algo más que un espectáculo público y forma parte de la identidad y cultura de Andalucía” (Europapress.es, 13/IX/2013[[19]]), por ejemplo, respaldando que Utrera retirara la ordenanza que prohibía a los menores asistir a las corridas de toros (Gaceta.es, sin fecha[[20]]). El apoyo del que la tauromaquia goza desde el estamento político queda puesta de manifiesto en este ejemplo con el hecho de que el citado rector universitario Ramírez de Arellano sería nombrado posteriormente consejero de dicho Ejecutivo autonómico de Susana Díaz; concreta y llamativamente, de Economía[[21]].

Aun siendo ilustrativa, la noticia de los premios universitarios no es sino la penúltima cuenta de un kilométrico rosario de complicidad del conjunto de las administraciones públicas en el lavado de cara y sostén económico a la tauromaquia. Gilpérez Fraile (op. cit.) hace un recorrido histórico que refuta de manera aplastante tanto la supuesta imagen del poder político confabulado para acabar con las corridas como la del fervor del pueblo aferrado a la tradición, a las que aludían los entrevistados elegidos por el capítulo “El toreo” de la serie de Canal Sur Andalucía: mitos y tópicos. Respecto a la presunta decantación de las instancias oficiales en contra de esta modalidad de tortura de animales, según la crónica de Diario 16-Andalucía de 2/VI/1989, a una conferencia pro-corridas de toros del filósofo Fernando Savater asistió (a título institucional) el delegado del Gobierno en Sevilla, Alfonso Garrido (ibid.: 29-30). En 1985, Alfonso Guerra, vicepresidente del Gobierno español, apareció en la portada de un diario asistiendo a una corrida de la Feria de Sevilla acompañado de su hijo pequeño, pocas semanas después de la publicación de una Orden (28/II/1985) que, merced a una sentencia del Tribunal Supremo en relación con un recurso contencioso-administrativo presentado por la Federación Española de Sociedades Protectoras de animales, prohibía la asistencia de menores de 14 años a “espéctaculos taurinos tradicionales” (ibid.: 44). En El Correo de Andalucía, 31/III/1990, aparece una crónica sobre el exministro de Interior José Luis Corcuera hablando de la Ley Taurina. En la misma página del diario donde está la información, aparece publicidad de “Mesas Taurinas” patrocinadas por la Caja San Fernando. Además, también se incluye la noticia de que la Real Maestranza y la empresa de la plaza de toros de Sevilla subvencionan corridas a 1.000 pesetas para el Aula Taurina de la Universidad de Sevilla: confluencia y apoyo a las corridas, por tanto, del poder político, el económico y el estamento universitario una vez más. En una encuesta publicada en Cambio 16, reproducida en el número 133 de la revista Pregón, el antecesor de Corcuera en el cargo, José Barrionuevo (condenado en 1998 por el Tribunal Supremo a diez años de prisión y doce de inhabilitación absoluta por secuestro y malversación de caudales públicos[[22]]), tampoco constituye, precisamente, un ejemplo de esos supuestos políticos que intentan acabar con “la Fiesta”. En su opinión, “«No es barbarie, ya que la barbarie es la negación del arte. Aquí la violencia también es hermosa. Partiendo de un enfrentamiento violento se puede llegar a una estética violenta que se convierte en arte. El que estadísticamente mueran más toros que toreros no le quita a la fiesta la emoción ni el riesgo que la hacen hermosa»”; sin comentarios (ibid.: 65).

Continuemos. Los europarlamentarios europeos, encabezados por el pepero Antonio Navarro, ganadero de reses bravas, consiguieron que se abortara una ley europea contra el maltrato animal en general, en todos los Estados miembros de la entonces llamada Comunidad Europea. La campaña, que contó con la complicidad de los medios de comunicación con intereses en el asunto, se basó en dos premisas falsas: la primera, que la ley iba dirigida contra “España” y la “Fiesta Nacional” (iba contra todas las tradiciones de maltrato animal de todos los Estados, como se acaba de enunciar), y la segunda, que pretendía acabar con las corridas (sólo pretendía modificarlas parcialmente excluyendo sus extremos más crueles) (ibid.: 47). Por ampliar el relato de los hechos, en diciembre de 1986, la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo se preparaba para debatir una propuesta de resolución para “la instauración de una prohibición de las corridas de toros en España, Portugal y el Sur de Francia”. El 23 de noviembre de 1988, finalmente, se sometió a votación una propuesta de resolución “sobre la prohibición de manifestaciones deportivas crueles con los animales”, la cual incidía, de forma especial, en las corridas de toros. “Contra dicha propuesta argumentaron los eurodiputados españoles Carmen Díaz de Rivera, Carmen Llorca y José Luis Valverde López”, con absoluto desprecio a la opinión mayoritaria de los conciudadanos a los que representaban. Sus argumentos no debieron de ser muy convincentes, ya que la propuesta fue aprobada por diecisiete votos a favor, siete en contra y una abstención. Según El País (26/XI/1988), la conservadora Carmen Díaz de Rivera, “«Sobre la influencia desastrosa del espectáculo en los niños, argumentó que ese puede ser el caso de 'los números circenses, los dibujos animados que tienen valor de ejemplo sobre los espectadores y alientan la crueldad, como el gato siempre dispuesto a devorar al ratón o el lobo a los cerditos'»”. Conscientes de que la propuesta sería aprobada a su vez por el Parlamento Europeo, comandados por el también conservador Antonio Navarro, ganadero de reses bravas, acudieron a argucias legales para que la votación para convertir en Resolución la Propuesta ya aprobada fuese retrasada sine die. Con ello, la entonces Comunidad Europea quedó sin una ley de protección animal que evitara que los toros siguieran siendo torturados, los zorros despedazados por las jaurías, las liebres por los galgos, perros y gallos lucharan a muerte entre sí y los caballos pudieran reventarse en el Grand National (ibid.: 64-65).

Más ejemplos. En el verano de 1988, la Comisión Ejecutiva Regional de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CC.OO. de Cantabria devolvió al Ayuntamiento de Santander unas entradas gratuitas para las corridas de toros que, en su opinión, solo perseguían garantizar el éxito de público en los festejos (ibid.: 65). En las elecciones andaluzas de 1990 (ABC, 20/VI/1990), el PSOE repartió, junto a las habituales papeletas de voto para su partido, entradas numeradas para una corrida de toros celebrada en la plaza de la Malagueta (ibid.: 66). En Villarejo de Salvanés (Madrid), “sus autoridades no se avergüenzan de declarar que, a pesar de sus evidentes penurias, buena parte del presupuesto lo dedican a sufragar las pérdidas de los festejos taurinos que organizan”. Según Diario 16 (17/IV/1990), “«... aunque es difícil soportar una ruina tan grande: con este cartel... es incomprensible que las pérdidas vayan a rondar los 4 millones de pesetas»”. Este apoyo político también se da en las grandes plazas. En Madrid, “la Comunidad «no sólo no saca dinero de la plaza, sino que, por el contrario, mantiene una política de subvención y promoción de la fiesta» (Diario 16, 17/IV/1990)”, asegurando a la empresa de las Ventas con respecto a la corrida «concurso de ganaderías» que la Comunidad «correrá a final de temporada con el 100 por 100 de las pérdidas en caso de que las haya» (Diario 16, 24/IV/1990). Y tampoco faltan quienes, además de subvencionar corridas ruinosas, subvencionan Congresos Taurinos, como ya hemos indicado, entregando grandes sumas de dinero para una cifra récord de ¡veinte inscritos! (Correo, 22/IX/1989; La Nueva España, 23/IX/1989). “En definitiva, los políticos y su política son los máximos responsables de que en el Estado español se siga permitiendo esa gran y aberrante crueldad legalizada […]. Simplemente con que mostraran decisión en hacer que la legalidad vigente se cumplieran y dejaran de arrimar el biberón económico de los fondos públicos, el negocio taurino vería drásticamente recortados sus ya contados días de existencia” (ibid.: 68-70). En 1988 (pp: 78-80),

<< “«Millón y medio [de las antiguas pesetas] aportaron un centenar de ayuntamientos [de la provincia de Teruel] a la Corrida de Beneficencia. Sin embargo, al asilo [de San José de las Hermanitas de los Desamparados de Teruel] se le dieron 40.000 duros [200.000 pesetas]. […] adquirieron entradas a razón de dos por concejal […]. La adquisición de estos billetes, recomendada por una carta que de buena fe firmaban el gobernador civil, Horacio Espina, y el presidente de la Diputación, Isidoro Esteban, […] aportó a la empresa organizadora del festejo una cantidad que rondó el millón y medio de pesetas con el fin de colaborar con el asilo [...]». […] Esta crónica […] no es excepción sino norma […]. >>

Hemos contado que en el capítulo sobre “El toreo” de Andalucía: mitos y tópicos emitido por Canal Sur el docente universitario pro-corridas Jacobo Cortines acusaba a las instancias políticas de ir contra este espectáculo, lo que creemos haber refutado suficientemente en los últimos párrafos. Ahora bien, la acusación del profesor iba íntimamente unida a otra premisa: la de que dichas presuntas acciones políticas contra la tauromaquia se llevan a cabo yendo, supuestamente, en contra del sentir popular, el cual quedaría como el principal apoyo con el que cuenta esta tradición para perdurar. En realidad, a partir de algunas de las citas y datos aportados por Gilpérez Fraile (op. cit.) ya puede comprobarse con claridad que el apoyo a las corridas de toros por parte del gran establishment se ejerce precisamente para mantener de manera artificial, y por intereses netamente crematísticos de sectores muy concretos, reducidos y particulares, la supervivencia del siniestro espectáculo. No obstante, ampliemos un poco más este punto volviendo al relato que hemos reseñado poco más arriba del evento celebrado en Sevilla en el club taurino Ricard y protagonizado por el exministro de Interior José Luis Corcuera (condenado, por cierto, a 300 euros de multa por intentar, justamente en Sevilla, el 6 de mayo de 2011, acceder a la Feria de Abril por una calle de Los Remedios por donde solo podían acceder vehículos oficiales y de servicio público, en una escena en la que, según la sentencia, “mostró un comportamiento irrespetuoso” hacia los dos agentes de la Policía Local que intentaron impedirle acceder a la Feria sin identificarse, al utilizar contra ellos expresiones como “usted no sabe con quién está hablando” y “yo sí le estoy amenazando”[[23]]). El caso es que, volviendo al evento organizado por el Ricard de Sevilla para comentar la Ley Taurina, y al que solo se podía acceder mediante invitación personal y numerada (lo que podría explicar el desliz que se detalla a continuación, al sentirse rodeado de personas afines a la causa pro-corridas), según cuenta El Correo de Andalucía (31/III/1990) (cit. en ibid.: 61-62),

<< “«El señor Corcuera comenzó su intervención haciendo referencia a la complejidad de este asunto y, en concreto, a las palabras de su antecesor [José Barrionuevo]: 'no se te ocurra meterte a reformar el reglamento taurino', que evidencian lo problemático del tema. […] El ministro partió de la base de que 'la ley actual es muchas veces incumplida y necesita ser retocada; además su soporte legal es dudoso' […] para pasar posteriormente a una enumeración somera de los aspectos que deben cambiar con rapidez pero 'sin dar demasiado ruido porque no es bueno que los ecos lleguen a los que, dentro y fuera de España, se manifiestan abiertamente en contra de la fiesta'.»” >>

Como se ve, no solo es que tales políticos, en vez de resolver los problemas, para lo que se estima que cobran su sueldo, se aconsejen unos a otros no tocar las patatas calientes. Es que, más allá, confiesan la falta de autoridad para hacer cumplir las leyes y, para evitarlo, en vez de eso eligen la solución de retocarlas (algo difícil de entender). Además, consideran que la mayoría de la ciudadanía (que es la que está contra las corridas, como él sabe, porque él sí conocía los sondeos de opinión) no debe enterarse de lo que traman. Aquí radica uno de los motivos por el que el alto estamento institucional apoya las corridas y, con ello, el negocio que para algunos sectores suponen estos espectáculos: porque, de dejar de hacerlo, las corridas ya habrían dejado de celebrarse, dado que cuentan con una cada vez más escasa y decreciente afición. En otras palabras, hay interés en que no se conozca el estado de la opinión pública en torno a la tauromaquia, como incluso llegan a reconocer los propios interesados en su mantenimiento (ibid.: 52):

<< Prueba de ello es que, cuando se enteraron de que la Comisión de Medio Ambiente Europeo iba a solicitar «la realización en España de un referéndum para determinar si se deben permitir o no las corridas de toros», se les erizaron los pelos, y en carta fechada el 3 de diciembre de 1986, la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos se dirigió al señor Presidente del Parlamento Europeo solicitando que no se llevara a cabo”. Aducían, reconociendo su escaso seguimiento entre la población del Estado español, la necesidad de “«respeto a las manifestaciones culturales y minoritarias». >>

Efectivamente, remitiéndonos a sondeos ya tan lejanos como los realizados en los años ochenta del pasado siglo, empecemos diciendo que según datos de las propias revistas pro-tortura animal con toros, si en cuanto al número de “festejos taurinos serios” celebrados se calcula (generosamente, tirando por lo alto) el número de “aficionados serios”, este no llega ni al 1% de la población (ibid.: 52-53). De acuerdo con J. Ramón Blázquez en un artículo de Deia (29/III/1985), los manejos de dinero hacen que no salgan a la luz diferentes encuestas sobre la opinión general sobre las corridas. La población del Estado, mayoritariamente, o las rechaza o no muestra interés por ellas (cit. en ibid.: 54). Las encuestas de ICSA-Gallup para distintas revistas muestra, además, la progresiva tendencia a estar contra las corridas, mayor en núcleos de población de más de 250.000 habitantes (ibid.: 55-56). En 1985, la encuesta de ALEF para el Ministerio de Cultura revela que ya al 50,8% “No le gustan” (“Indiferente” el 14,6%; “Le gustan” al 34,6%) (ibid.: 57). De acuerdo con Demoscopia para El País, en julio de 1987, ya el 60% era “poco” (14%) o “nada” (46%) aficionado, frente a un 25% “mucho” o “bastante”. La proporción de estas dos últimas categorías se reduce progresivamente a medida que se avanza a los grupos de gente más joven, lo que indica un claro cambio generacional. Solo entre un 15% (segmento más joven) y un 16% (el de población de edad más avanzada) asistieron en la última temporada a alguna comida o novillada (ibid.: 58-59). El transcurso de los años no ha hecho sino ir ampliando lenta pero inexorablemente la proporción de la población abiertamente contraria o, cuando menos, no interesada, en unas corridas de toros, aún, si cabe, cada vez menos rentables, aunque sostenidas artificialmente por las ayudas y subvenciones públicas. En 2013 el Gobierno español las convirtió, por ley, en patrimonio cultural y entre sus objetivos está solicitar su inclusión como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en la lista de la Unesco, como detalla una información de Miguel Gómez en Diagonal (8/XI/2015[[24]]), elaborada a partir de un informe de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal, a pesar de que

<< Avatma constata una contradicción en las cifras: mientras que el número de profesionales registrados creció en 2.800 personas desde 2007 a 2014, (hasta situarse en 10.194), el número de festejos ha descendido un 51,16%: de 3.651 a 1.858 en el mismo periodo. Para esta asociación, este crecimiento es imposible en una actividad en decadencia. Este declive es también demográfico: el 68,7% de los novilleros tiene más de 30 años. Un dato importante si tenemos en cuenta que el paso de novillero a diestro requiere haber completado 25 novilladas con picadores.

Las plazas reflejan estadísticas parecidas. Pese al costoso mantenimiento que requieren, sufragado por ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas y por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional hasta su prohibición en octubre, sólo 447 de las 1.721 plazas ofrecieron festejos en 2014. 358 de ellas no ofrecieron más de dos en todo el año.

En las ganaderías de lidia la situación es parecida. Sólo el 23% de ellas contó con un animal suyo en algún festejo, es decir, 311 de 1.339. Y de éstas, sólo la mitad (155) vendió más de diez para este propósito. Según el informe, la sostenibilidad de estos negocios solo es posible si se deriva de otros usos comerciales. Alguno de ellos puede hallarse en los 15.848 festejos populares celebrados en 2014. Avatma recoge, sin embargo, que para este tipo de eventos los astados son baratos y de baja calidad Por ello, en abril de 2011, el entonces Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino emprendió un “programa de mejora de la raza bovina de lidia”, con un coste desconocido para los contribuyentes. >>

Cifras más recientes no hacen sino confirmar la tendencia agonizante de la tortura y muerte ritualizada de toros. Según la Estadística de Asuntos Taurinos 2017 elaborada por el Ministerio de Cultura y Deporte[[25]], el número de festejos taurinos en su conjunto celebrados en el Estado ha ido decreciendo de forma regular y constante desde los 1.858 de 2013 a los 1.553 de 2017, lo que supone una reducción de casi una sexta parte (un 16,4%) en tan solo cuatro años, mientras la comparativa con el año anterior se traduce en un descenso interanual del 2,8% (página 8 del informe). En Andalucía, los números respectivos de 2016 y 2017 son 260 y 252 (página 15). Cae la asistencia a las plazas en todo el Estado: “En 2014 y 2015 acudieron a las plazas de toros un total de 3,62 millones de espectadores. Son 860.000 menos de los que el anuario estima para el periodo 2007-2008, en el que indica que la asistencia alcanzó al 9,8% de los habitantes del país (4,55 millones sobre un censo de 44,78 millones) y casi 300.000 menos de los que calcula para el bienio 2010-2011, en el que indica que asistió a ese tipo de festejos un 8,5% de la población (3,96 millones)” (Publico.es, 11/XII/2018[[26]]).

Naturalmente, la respiración asistida a la tauromaquia cuenta con la inestimable ayuda de gran parte de los medios de comunicación (pertenecientes cada vez en mayor medida, por otra parte, a grandes grupos mediáticos), donde el sesgo a favor de las opiniones e informaciones favorables es, nunca mejor dicho, sangrante. Volviendo a Gilpérez Fraile (ibid.: 84-86),

<< Un miembro de la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Sevilla me aseguraba que «la principal fuente de financiación de la Asociación son los beneficios de la corrida de la Prensa». […] ¿Qué efectos puede tener sobre la libertad de expresión y sobre la información objetiva esta fuente de financiación? [...]

O la práctica totalidad de la población española es taurina –lo cual desde luego no es cierto– o el equilibrio de la información sobre el tema taurino es inexistente. Casi sin excepciones –y las que pueda haber no las conozco– todos los medios de información dedican una importante parcela a la taurofilia. Cada año, centenares de horas de emisión de radios y televisiones, y millares de páginas de periódicos nos hablan de toros, toreros y corridas. Frente a esta propaganda, apenas pueden encontrarse, como excepcionales cuñas, algunas opiniones antitaurinas. ¿Es que lo antitaurino no interesa, o es que lo antitaurino no financia?” >>

En efecto, la primera “corrida de la Prensa” data nada menos que de 1909 y cien años después el expresidente de la mencionada asociación de periodistas Santiago Sánchez Traver presentó su libro Un siglo de Corridas de la Prensa en Sevilla, el cual “recoge en sus páginas una crónica de un siglo […] con el hilo conductor de las corridas de la Prensa celebradas desde 1909 a 1999, que han sido una base tanto económica como social de la institución de los periodistas de Sevilla”[[27]] (Sánchez Traver también fue de hecho delegado en Andalucía del Grupo Zeta y director de Canal Sur Televisión entre 1996 y 2000, así como de TVE en Andalucía entre 2004 y 2007[[28]]). Ciertamente, la Asociación de la Prensa de Sevilla, pero igualmente la de Málaga, y tantas de todo el Estado, se nutren igualmente de publicidad (banners) en sus respectivas webs de corporaciones transnacionales, con algunas de las cuales mantienen convenios (El Corte Inglés, Marsans, Repsol, Santander o BBVA son algunas de ellas), pero eso es otra historia.

A lo largo del presente artículo hemos constatado el grado y forma en que el maltrato y muerte de toros, icono simbólico de las versiones más especialmente casposas del nacionalismo español, goza, a pesar del creciente desinterés (e incluso, a menudo, progresiva oposición) de la mayor parte de la población, de un decisivo apoyo en los frentes político, económico y mediático; unos sostenes que, sin menoscabo de la progresiva sensibilidad social en favor de la protección a los animales, dejarán todavía por el camino un largo reguero de sangre de víctimas de tan cruel tradición.

REFERENCIAS

GILPÉREZ FRAILE, Luis (1991): La vergüenza nacional. La cara oculta del negocio taurino. Madrid: Penthalón.

RODRÍGUEZ-IGLESIAS, Ígor (2016) “La hybris del punto cero metalingüístico. Andalucía como no-Ser”, Actas de la VIII Hunta d'Ehkritoreh en Andalú / VIII Reunión de Escritores/as en Andaluz / 8th Meeting of Andalusian Writers. ZEA - Sociedad para el Estudio del 'Andalú'. Fuhirola / Fuenhirola, 21-22 de marzo de 2016. http://www.zea-andalu.com/hunta-d-ehkritoreh-en-andalú/viii-hunta/

TAIBO, Carlos (2014): Sobre el nacionalismo español. Madrid: Los Libros de la Catarata.

NOTAS

[1] https://www.publico.es/sociedad/torero-padilla-pasea-bandera-franquista-corrida.html

[2] https://www.lavanguardia.com/gente/20181210/453475485819/fran-rivera-vox.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_content=gente&utm_campaign=lv&fbclid=IwAR1SzZI7dmDm--dgsXHUV4vuQpSmnoZIlSBft0aAuXHJIIV3XWEm23SvsA8

[3] https://www.voxespana.es/biblioteca/espana/2018m/gal_c2d72e181103013447.pdf

[4] https://www.elconfidencial.com/elecciones-andalucia/2018-12-04/santiago-abascal-canal-sur-vox_1685166/

[5] https://www.youtube.com/watch?v=LzQjf6H47a4

[6]         http://www.elperiodico.com/es/noticias/tele/prostestas-por-reality-taurino-canal-sur-3294564

[7]         http://www.canalsur.es/parrilla.html

[8] http://www.canalsur.es/television/programas/toros-para-todos/detalle/64.html

[9] https://www.youtube.com/watch?v=DhUxGu1LQcA

[10]      http://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-valladolid-no-sera-ciudad-taurina-201606081432_noticia.html

[11] http://www.larazon.es/espana/la-puntilla-de-los-radicales-a-la-fiesta-nacional-JG10430081#.Ttt1FnFYpbPjgrg

[12]      http://gaceta.es/noticias/los-toros-son-fiesta-nacional-antonomasia-20042014-1823

[13]      https://intereconomia.com/noticia/gaceta-invita-sus-lectores-defender-fiesta-nacional-20111012-20111014-0000

[14]      http://www.spain.info/es/reportajes/los_toros_la_magia_de_la_fiesta_nacional_de_espana.html

[15] https://www.elmundo.es/elmundo/2008/09/15/madrid/1221498159.html

[16] http://blogs.canalsur.es/saladeprensa/2016/08/18/programacion-andalucia-television-viernes-19-de-agosto-2016/

[17]      http://universoandalucista.blogspot.com.es/2010/02/antonio-ariza.html

[18]      http://cultura.elpais.com/cultura/2015/06/12/actualidad/1434118989_820130.html

[19]      http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-susana-diaz-apoyara-escuelas-taurinas-andaluzas-20130913171746.html

[20]      http://gaceta.es/javier-torres/taurina-susana-d%C3%ADaz

[21] https://www.juntadeandalucia.es/organismos/economiahaciendayadministracionpublica/consejeria/titular.html

[22]      https://es.wikipedia.org/wiki/José_Barrionuevo

[23]      http://www.europapress.es/nacional/noticia-exministro-corcuera-no-recurre-sentencia-condeno-incidente-feria-abril-20111127121416.html

[24] https://www.diagonalperiodico.net/global/28239-lenta-agonia-la-tauromaquia.html

[25] http://www.culturaydeporte.gob.es/dam/jcr:809f5a86-d97d-4022-b42a-6b76db864e45/Estadistica_de_Asuntos_Taurinos_2013-2017_Sintesis_de_Resultados.pdf

[26] https://www.publico.es/sociedad/plazas-vacian-toros-pierden-850000-espectadores-ocho-anos.html

[27] http://www.portaltaurino.net/enciclopedia/doku.php/un_siglo_de_corridas_de_la_prensa_en_sevilla

[28] https://inmanavas.wordpress.com/2011/05/26/entrevista-al-periodista-santiago-sanchez-traver/

 


[1]      https://www.publico.es/sociedad/torero-padilla-pasea-bandera-franquista-corrida.html

[2]      https://www.lavanguardia.com/gente/20181210/453475485819/fran-rivera-vox.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_content=gente&utm_campaign=lv&fbclid=IwAR1SzZI7dmDm--dgsXHUV4vuQpSmnoZIlSBft0aAuXHJIIV3XWEm23SvsA8

[3]      https://www.voxespana.es/biblioteca/espana/2018m/gal_c2d72e181103013447.pdf

[4]      https://www.elconfidencial.com/elecciones-andalucia/2018-12-04/santiago-abascal-canal-sur-vox_1685166/

[5]      https://www.youtube.com/watch?v=LzQjf6H47a4

[6] http://www.elperiodico.com/es/noticias/tele/prostestas-por-reality-taurino-canal-sur-3294564

[7]              http://www.canalsur.es/parrilla.html

[8]              http://www.canalsur.es/television/programas/toros-para-todos/detalle/64.html

[9]      https://www.youtube.com/watch?v=DhUxGu1LQcA

[10]            http://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-valladolid-no-sera-ciudad-taurina-201606081432_noticia.html

[11]            http://www.larazon.es/espana/la-puntilla-de-los-radicales-a-la-fiesta-nacional-JG10430081#.Ttt1FnFYpbPjgrg

[12]            http://gaceta.es/noticias/los-toros-son-fiesta-nacional-antonomasia-20042014-1823

[13]            https://intereconomia.com/noticia/gaceta-invita-sus-lectores-defender-fiesta-nacional-20111012-20111014-0000

[14]            http://www.spain.info/es/reportajes/los_toros_la_magia_de_la_fiesta_nacional_de_espana.html

[15]    https://www.elmundo.es/elmundo/2008/09/15/madrid/1221498159.html

[16]            http://blogs.canalsur.es/saladeprensa/2016/08/18/programacion-andalucia-television-viernes-19-de-agosto-2016/

[17]            http://universoandalucista.blogspot.com.es/2010/02/antonio-ariza.html

[18]            http://cultura.elpais.com/cultura/2015/06/12/actualidad/1434118989_820130.html

[19]            http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-susana-diaz-apoyara-escuelas-taurinas-andaluzas-20130913171746.html

[20]            http://gaceta.es/javier-torres/taurina-susana-d%C3%ADaz

[21]    https://www.juntadeandalucia.es/organismos/economiahaciendayadministracionpublica/consejeria/titular.html

[22]            https://es.wikipedia.org/wiki/José_Barrionuevo

[23]            http://www.europapress.es/nacional/noticia-exministro-corcuera-no-recurre-sentencia-condeno-incidente-feria-abril-20111127121416.html

[24]    https://www.diagonalperiodico.net/global/28239-lenta-agonia-la-tauromaquia.html

[25]    http://www.culturaydeporte.gob.es/dam/jcr:809f5a86-d97d-4022-b42a-6b76db864e45/Estadistica_de_Asuntos_Taurinos_2013-2017_Sintesis_de_Resultados.pdf

[26]    https://www.publico.es/sociedad/plazas-vacian-toros-pierden-850000-espectadores-ocho-anos.html

[27]    http://www.portaltaurino.net/enciclopedia/doku.php/un_siglo_de_corridas_de_la_prensa_en_sevilla

[28] https://inmanavas.wordpress.com/2011/05/26/entrevista-al-periodista-santiago-sanchez-traver/

Manuel Rodriguez Illana.