Viernes 7 Octubre 2022

10 de agosto: todo el Régimen de acuerdo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moreno-Blas infante

Como ha venido sucediendo los últimos años, cada 10 de agosto se ha producido un “homenaje” constitucional a Blas Infante, con la participación de todos los partidos con representación parlamentaria excepto Vox: desde el PP hasta UP (Unidas Podemos, con la candidatura al Parlamento Andaluz de “Por Andalucía”), con la participación igualmente de PSOE y Adelante Andalucía, además de una gran variedad de organizaciones satélites de los partidos reseñados, como es SAT de Sevilla, el andalucismo conservador representado por AxSí y otras organizaciones que revolotean alrededor de Podemos o de Adelante Andalucía como Primavera Andaluza o Izquierda Andalucista, una gran representación de ayuntamientos, los sindicatos del Régimen CC.OO y UGT,  etc.

Una gran presencia institucional compuesta por políticos, asesores y chóferes de los coches oficiales; pero con una ausencia absoluta del pueblo andaluz que nunca ha participado en este cambalache, en un homenaje en el que nadie cree porque el objetivo es simplemente darse un barniz andalucista por motivos electorales; el PP, al igual que hizo el PSOE durante 40 años intenta patrimonializar a ese Blas Infante construido para desactivar al otro Blas Infante, al real, al que fue asesinado por revolucionario y andalucista, al que todos quieren ocultar, al que está enterrado aún en una fosa común en una cuneta de la Carretera de Carmona.

Hay que destacar los vanos intentos de Unidas Podemos por desmarcarse de alguna manera del resto de partidos, reclamando la salida de los restos de Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena, reclamación que desde hace bastantes años viene haciendo la izquierda independentista andaluza y que ahora la recogen como tabla de salvación ante el naufragio electoral sufrido, y el ridículo de participar en un acto con el PP. Pero se les olvida hacer mención al origen de esa Basílica, quizás por los calores veraniegos o porque el hecho en sí del lugar de la construcción de la Basílica no coincide con los intereses ideológicos y políticos de Unidas Podemos.

Me explico: La Basílica de la Macarena, lugar donde descansan los restos del criminal Queipo de Llano y los de su mujer, fue construida sobre las ruinas de “Casa Cornelio”, taberna sevillana donde se reunían los militantes anarquistas y comunistas durante la II República.

Tras la Huelga General Revolucionaria, el 23 de julio de 1931, como escarmiento a los huelguistas y para evitar futuras huelgas, las fuerzas de la Guardia Civil y la Caballería del ejército español, por orden del Ministerio del Interior de la II República, colocaron piezas de artillería en las proximidades de la taberna: 22 cañonazos con granadas rompedoras dejaron el edificio en ruinas. Pocos años más tarde, sobre las ruinas de “Casa Cornelio” se construyó la Basílica de la Macarena.

Los “olvidos” no son casualidad. Dicen mucho de quienes los “padecen” y en este caso hablan de la falta de rumbo de la izquierda institucional española en Andalucía que tiene un discurso sobre Blas Infante, idéntico al de la derecha de PP y PSOE y que tiene que buscar alguna anécdota para distanciarse. Una anécdota “amputada”.

Y todo este circo: los herederos políticos de los asesinos de Blas Infante, haciéndole un homenaje y el resto de fuerzas políticas haciendo de palmeros y participando de la falsa, sin denunciarla, callando, y consistiendo… quizás porque Blas Infante les molesta tanto como les molesta a sus “compañeros” de Parlamento. Y la mejor forma de “eliminarlo” es hacer un homenaje a un Blas Infante “transversal”, de todos, que represente a las Instituciones del Estado español en Andalucía, un icono al que se ha desprendido de ideología, se ha amputado su biografía, se han ocultado sus escritos y se nos ha presentado como un hombre bueno que luchó por la autonomía de Andalucía, haciendo creer a miles o millones de andaluces que el modelo político español y andaluz es por el que luchó Blas Infante. Ha hecho falta una gran manipulación para obtener a ese Blas Infante “de todos” y convertirlo en el icono de todo lo que él combatió.

Para preparar todo el “circo” siempre ha sido muy conveniente contar con una Fundación cuyos originales Patronos han sido familiares de Blas Infante. La Fundación Blas Infante organiza este acto “transversal” y “unitario” donde todo el mundo es invitado. Un acto sin ninguna carga política ni reivindicativa. Una ceremonia donde participan todos aquellos que pretenden mantener el actual status-quo. Y ese Blas Infante de piedra al que ofrecen flores es la piedra angular de un acto que se organiza para imposibilitar que resurja el Blas Infante revolucionario.

De la Fundación Blas Infante y sus patronos (todos del entorno del andalucismo conservador o del “nuevo andalucismo” basado en la apelación a los sentimientos y a la nostalgia) tenemos que decir que es una organización que de forma directa o indirecta vive de las subvenciones, ayudas y remuneraciones que directa o indirectamente proceden de la Junta de Andalucía. Por este motivo, esta Fundación se presta a organizar un acto que sirve a los intereses del partido que gobierna la Junta: antes el PSOE y ahora el PP. Juanma Moreno sabe del valor en votos del baño de “andalucismo” que la Fundación le proporciona.

Es de destacar como dato curioso, que la Fundación se nutre de fondos de sus asociados: alrededor de 1,100 asociados que en su gran mayoría son asociaciones o Fundaciones que nada tienen que ver con el andalucismo ni con Blas Infante, pero que pagan su cuota de socios. Debe ser casualidad que todas estas organizaciones también están subvencionadas por la Junta. Como dato significativo, hay que reseñar que uno de los asociados de la Fundación Blas Infante es la “Fundación pro-infancia Queipo de Llano”, según reza en la lista de asociados que la propia Fundación publica en su web. Una Fundación que lleva el nombre del asesino de Blas Infante. Creo que con esto queda todo dicho.

Por otro lado, solo un acto con carácter nacional se ha celebrado en memoria de Blas Infante, el que ha organizado NACIÓN ANDALUZA, el SINDICATO UNITARIO y los CENTROS ANDALUCES DEL PUEBLO. Un acto de un marcado carácter soberanista y reivindicativo, que como todos los años, reivindica al Blas Infante revolucionario, el que fue asesinado por revolucionario y andalucista, el que nunca recibió el aplauso ni el homenaje de la derecha española.

El primer acto revolucionario que podemos hacer es el de la memoria; reivindicarla, difundirla, luchar contra la manipulación y contra aquellos que pretenden servirse de su adulteración y falsificación.

Alí Manzano,

Andalucía, a 15 de agosto de 2022

En homenaje a la clase trabajadora

EDITORIAL HOJAS MONFIES


"Por lo mal que habláis. Andalofobia y españolismo lingüístico en los medios d

 

BLAS INFANTE: REVOLUCIONARIO ANDALUZ

 

cap-blas-infante