Domingo 23 Enero 2022

Los Umbrales Políticos Mínimos para la Liberación de Andalucía [Sobre Confluencias y Referentes]

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Españolismo de izquierda

“No hay peores ciegos que los que no quieren ver, ni más sordos que los que no quieren oír”.

 

El primer problema a resolver hoy en Andalucía es POLÍTICO.

 

Las “peleas de bandas” entre los que no son ni nacionalistas ni soberanistas (ni por asomo independentistas) son esencialmente mezquinas y electoreras (y, además, aburridas por recurrentes).

 

Hay grados y matices de incoherencia y desfachatez entre los que viven de pervertir la oportunidad en oportunismo.... ciertamente, pero lo que hay que ver –sin perderse en los detalles- es si los postulantes enfrentados cumplen o no “los mínimos” de inclusión para merecer ser considerados opciones legitimas. Porque en Andalucía hay que sustituir definitivamente la “lógica del mal menor” o la auto-hipnosis de la “botella objetivamente en trance de llenarse” [que lleva ya casi cuarenta años desenfocándonos, de una u otra manera] por el cristalino “umbral de mínimos”.

 

Tras décadas de estafas políticas -que tanto mal han hecho a Andalucía y tanto la han retrasado en su camino de emancipación nacional- es ingenuo conformarse con la constatación objetiva de que los discursos políticos originarios de los confluentes no valen socialmente nada y no generan adhesión significativa alguna y que todos los que hoy se pelean en jauría han venido a concluir en que han de colocarse tras el nombre de Andalucía y la bandera verdeyblanca para hacer política. Porque ni la “Revolución Mundial”, ni el “Federalismo español” ni la “izquierda postmoderna/postcatólica” -que sigue ante los iniciados defendiendo el hijab, la inmigración sin límites o la prostitución como trabajo femenino- son posiciones o actitudes que no les condenen a quienes las asuman a seguir indefinidamente en su gueto semisectario.

 

Nos confundiríamos si atendiendo a la lógica y a la historia creyéramos que sus incoherencias les limitan en la posibilidad de sobrevivir, parasitar y confundir. Debemos precisamente mirar atrás y recordar cuanto mal reportó para Andalucía el “españolismo de izquierda” asociado al cartel de Julio Anguita y a la operación “Convocatoria por Andalucía” o incluso, a otro nivel, cuan globalmente negativa para la tarea de construir una izquierda andaluza y un sujeto político nacional ha sido la trayectoria y los resultados de la corriente política que -siguiendo a su dúo dirigente- se configuró bajo las sucesivas siglas del SOC y el SAT.

así pues, para ser, hay que cumplir esas obvias e ineludibles precondiciones elementales. A saber y resumidamente:

1º.Sólo valen convergencias o confluencias de organizaciones nacionales andaluzas. Ninguna sucursal española dentro, porque hay que combatir sin descanso lo que el sucursalismo español implica fuera. Quien se forma y actúa en una organización dependiente de la lógica española –de sus órdenes o de sus sugerencias- no puede servir para romper la dependencia de Andalucía.

2º.Sólo organizaciones que se opongan claramente a la Constitución española y rechacen sus derivados estatutarios. Cualquier confusión o ambigüedad al respecto es seguro de traición a Andalucía y a sus intereses nacionales, más pronto o más tarde y de integración políticamente corrupta en el seno del Régimen español.

3º.Sólo organizaciones que defiendan públicamente la Soberanía Nacional de Andalucía [sin postizos] y la soberanía política e independencia orgánica de todas las organizaciones y luchas políticas y sociales andaluzas.

 

Es un hecho objetivo que ni Adelante Andalucía[1]; ni por asomo sus rivales “Unidas Podemos por Andalucía [2] o “Andaluces Levantaos [3] cumplen esos mínimos políticos.

  

Ni de lejos.

No es una opinión. Es una constatación.

 

Olvidarlo o minusvalorarlo es repetir sin atenuantes al PA o al PCE-IU o a una mezcla de ambas. Las tres versiones son diversos “tiempos”, configuraciones o estéticas de un proyecto que, por español, comparte carencias de base y que no conduce a avance alguno ni tiene consigo ninguna dinámica positiva.

¿Se soluciona con esto todo lo que hay que hacer y decir?. Obviamente, no. Ejerciendo la honestidad política e intelectual forzoso es reconocer que esta situación suscita a su vez otras múltiples cuestiones de peso.

 

planteado de otra manera. Cumplir esos tres mínimos irrenunciables –como al día de hoy hace en solitario en Andalucía la organización “Nación Andaluza”- puede justificar o puede no hacerlo el apoyo y sostén político a quien alcanza ese umbral. En función de la valoración que se sostenga del resto de sus posiciones y posicionamientos y del nivel de acuerdos o desacuerdos esenciales u operativos que conlleve.

 

Pero esta nueva cuestión, abierta y legitima, se sitúa en un plano político distinto: clarificado y desalienado. [4]

 

Obviarlas ambas: ganas de enredar o de perder el tiempo.

vuelapluma. Javier Pulido.✊✅

Andalucía,9-27 de diciembre de 2021.-

Notas:

[1] En “Adelante Andalucía” se encuentra hegemonizándola la Sección o Sucursal en Andalucía de la organización española “Anticapitalistas”. A su lado y a su amparo, dos pequeñas organizaciones -casi mellizas- herederas del Partido Andalucista en su lectura retrospectiva “de izquierdas” y surgidas de su proceso de implosión: Izquierda Andalucista Primavera Andaluza. En lo nacional, políticamente ambas no pasan de moverse dentro de los límites del federalismo español y la lealtad constitucional. Y si hubiera que ubicarlas descriptivamente en alguna referencia ideológica inteligible habría que remitirlas al concurrido ámbito de la socialdemocracia. A estas tres fundadoras, se les sumó posteriormente -casi al momento de constituirse formalmente- Defender Andalucía; nueva organización formada esencialmente a partir de quienes en el SAT decidieron finalmente deslindarse de su líder Cañamero en su identificación con Podemos (ya en fase recesiva) … El desmarque dio para al punto incluirse en un frente con Anticapitalistas; decisión que permite calificar y cualificar hoy su  autoproclamado “soberanismo” como abstracto y retórico. Sobre la emersión de "Defender Andalucía", ver mi articulo "Reflexiones de un independentista nacionalista ante la situación en el ‘soberanismo’ andaluz, RPA, 4 de Abril de 2021

 

[2] Unidas Podemos en Andalucía” es el gráfico nombre actual de la alianza entre la sucursal de Podemos en Andalucía y el PCE-IU; más algún añadido Verde. Son el tóxico "españolismo de izquierda” de toda la vida, reunido en una especie de convergencia reagrupadora más intergeneracional que transversal. Sobre su separación de la plataforma de Anticapitalistas ver "El divorcio en 'Adelante Andalucía", RPA, 12 de Agosto de 2020.

 

[3] “Andaluces Levantaos” reúne a los ultraespañolistas seguidores indígenas de Errejón y su Más País (España) en Andalucía a los que -en coherencia a su historia penosa- se suman los más directos herederos del Partido Andalucista, ahora bajo la denominación Andalucía Por Sí”. Una microescisión de IU de 2016 que responde al nombre de “Iniciativa del Pueblo Andaluz” y tiene como modelos referentes al Compromis valenciano y al grupo homónimo en Cataluña -ahora dentro del partido de la Sra. Colau- completa el trio. La emersión pública de esta última cohabitación parece motivada por la necesidad de disponer de una marca propia con la que estar en mejores condiciones para negociar con Unidas Podemos en Andalucía algún puesto en las listas electorales comunes que les asegure ocupar algún escaño… a cambio de no concurrir separados con el consiguiente reparto de votos y perdida de expectativas. A todos estos –es notorio- lo programático les importa un higo…

 

[4] Ver,Los 104.482 andaluces y los 5.731. [Las bases de una Andalucía Libre]Javier Pulido, 21 de Diciembre de 2019 Un texto sobre el tránsito entre la base sociológica del soberanismo e independentismo andaluz y sus vías y soportes de construcción política... sobre el que hoy es evidente que caben plantear opiniones diversas sobre si mantiene o no su actualidad y aún valoraciones claramente contrapuestas sobre la pertinencia de su enfoque o al menos de su sucesión de premisas constructivas. Un debate abierto…